Todos los horarios
A&E EXTRAS

Científicos resuelven un asesinato de 8 mil años de antigüedad

Hace 50 años, durante una excavación llevada a cabo en la región de Wieliszew, en Polonia, un grupo de investigadores descubrió restos humanos especialmente llamativos. Tras analizarlos, llegaron a la conclusión de que tenían 8 mil años de antigüedad. Entre ellos había un cráneo humano con señales de haber sufrido una fuerte contusión.

Pero además, los antropólogos encontraron un hueso perteneciente a la misma persona con marcas que sugerían que había estado en contacto con el fuego. Toda esta evidencia llevó a los estudiosos a pensar que ese hombre había sido asesinado para luego ser devorado en un ritual caníbal. 

Sin embargo, recientemente, un nuevo grupo de antropólogos perteneciente a la Universidad del Cardenal Stefan Wyszyński, con sede en Varsovia, ha vuelto a examinar los huesos. Sus hallazgos dieron un vuelco de 180 grados a la historia, ya que alrededor de la herida del cráneo descubrieron una formación callosa. Esto reveló que había comenzado a cicatrizar, y por lo tanto, aquel hombre sobrevivió al menos un tiempo al ataque.

La nueva hipótesis de los investigadores es que se trató de un cazador que fue víctima de un acto de violencia, y que aunque más tarde sucumbió como consecuencia de la gravedad del golpe, logró mantenerse con vida el tiempo suficiente para escapar de su agresor.

La única incógnita que quedaba al respecto, tenía que ver con el hueso que había sido encontrado con rastros de quemaduras. Los antropólogos descartaron por completo la idea de que fuera evidencia de un ritual caníbal. Por el contrario, lo atribuyeron a las huellas de un ritual funerario realizado por los miembros del grupo al que pertenecía el hombre.

 

Video A&E del mes:


Fuente: quo.es

Imagen: Shutterstock