22:00 hs
ANACONDA
00:00 hs
BULL
Todos los horarios
A&E EXTRAS

De culpable a inocente gracias a una perra perdida

Nadie podría haber imaginado que el descubrimiento de una perra cambiaría la vida de un hombre en los Estados Unidos. De un momento al otro, pasó de estar en prisión con una condena de 50 años, a salir en libertad.

Joshua Horner, un plomero de 42 años oriundo del pueblo de Redmond, Oregon, había sido acusado de agresión sexual por su hija. Como parte del testimonio, la menor había declarado que su padre “mató frente a ella a su mascota con el fin de intimidarla para que no contara nada a nadie”.

En abril de 2017, un jurado de Oregon determinó la culpabilidad del acusado sin alcanzar unanimidad, pero basándose en el testimonio de la presunta víctima y sin pruebas de ADN ni testigos presenciales. En ese entonces, el fallo fue totalmente cuestionado. Horner insistió una y otra vez que todo era mentira y que la perra seguía viva, pero no fue encontrada en la casa y ese hecho fue la base para que se lo condenaran.

Seis meses después de haber ido a prisión, el hombre decidió pedir ayuda a “Oregon Innocence Project” (una organización sin fines de lucro cuya misión es revocar condenas erróneas). La entidad accedió a prestarle su ayuda y emprendieron la búsqueda de Lucy, la perra en cuestión, para probar su inocencia.

Luego de un año de búsqueda, Lucy fue encontrada a 300 kilómetros de la casa del plomero, en una residencia de familia, con otros dueños. La perra fue identificada por una cadena de custodia indiscutible desde el punto de vista judicial, por lo cual el juez Stephen Forte desestimó el caso de abuso sexual y hasta la propia fiscalía cerró la acusación contra el hombre, al quedar demostrado que la demandante había mentido bajo juramento.

Horner es la primera persona en ser exonerada en Oregon desde que el proyecto de la OIP comenzó hace cuatro años. En esta causa, las dudas surgieron a mediados del juicio pero ni los fiscales ni el abogado defensor las investigaron como debían. El mayor misterio era la perra Lucy, quien finalmente logró salvar la vida de su dueño, que iba a pasar el resto de su vida recluido injustamente.

 

Videos LIFETIME del mes:


Fuente: Clarín

Imagen ilustrativa: Shutterstock