Todos los horarios
A&E EXTRAS

En este país pueden condenarte sin haber matado a nadie

En Estados Unidos un policía fue absuelto tras haber matado a un sospechoso de robo durante un tiroteo. Pero en cambio, un joven que se encontraba en el lugar y no disparó un solo tiro fue encontrado culpable por la justicia. ¿Cómo puede ser posible?

Lakeith Smith, de 15 años, estaba robando junto a unos amigos una casa en Millbrook, Alabama, cuando un vecino alerto a la policía. Al acudir, los efectivos sorprendieron a los adolescentes y se produjo un tiroteo producto del cual uno de los ladrones murió.

Si bien el disparo mortal lo había efectuado un oficial, el jurado que intervino en la causa revocó los cargos contra el policía y encontró a Smith culpable por la muerte de su amigo. El joven fue condenado a 65 años de prisión.

Smith fue considerado tan culpable del hecho como si él mismo hubiera apretado el gatillo. Esto es posible bajo las leyes que penan la complicidad en Alabama. La legislación del estado es una de las pioneras en punir el “asesinato no intencional”.

Casi todos los estados del país, con excepción de 7, poseen leyes que amplían el concepto de asesinato y lo hacen extensivo a las muertes no intencionales que se producen cuando se está cometiendo un delito.

De esta forma, se puede imputar a los cómplices que hayan participado en el hecho delictivo que precedió a la muerte, aunque no hayan ejecutado ninguna acción directa que resultara en el deceso de una persona.

 

Videos A&E del mes: BULL - NUEVOS EPISODIOS:


Fuente: BBC

Imagen: Shutterstock