19:00 hs
ROCKY 2
22:00 hs
PARKER
Todos los horarios
A&E EXTRAS

Las amenazas de Pablo Escobar para que su equipo saliera campeón de la Copa Libertadores

El argentino que peor la pasó en una final de Copa Libertadores fue el árbitro Juan Carlos Loustau. Fue el 31 de mayo de 1989, cuando definieron Atlético Nacional, de Colombia, y Olimpia, de Paraguay. Allá fue Loustau, a tratar de hacer justicia, pero se enfrentó con un apriete de los socios de Pablo Escobar.

La odisea de los árbitros argentinos comenzó dos semanas antes, en la semifinal. Nacional había perdido 2-0 ante Danubio, de Uruguay, pero tenía revancha. La noche previa al partido estaban los tres jueces de campo en el hotel cuando cuatro muchachos vestidos de negro y con ametralladoras destruyeron a golpes la puerta de la habitación y entraron a los gritos. El líder de la banda fue concreto: tenía que ganar Nacional. Y les ofrecieron 50 mil dólares para cada uno. A partir de ese momento, sus cabezas tenían precio.

Nacional ganó esa semifinal por 6-0. Luego llegó el momento de la primera final, que se jugó en Paraguay y los colombianos perdieron 2-0. Pero les quedaba la última chance. El ex presidente de la AFA, Julio Grondona, sabía de las amenazas narcos, y consiguió que se jugara en Bogotá, donde Pablo Escobar tenía menos control que en Medellín. Pero de todos modos, ocurrió: la noche previa al partido Loustau estaba cenando con sus colegas en el restaurante del hotel, y se acercó un hombre con un maletín, lo dejó debajo de la mesa y les dijo: “Colombia no puede perder más finales”. Los árbitros intentaron enfrentarlo, discutieron hasta que el hombre exhibió un arma, y terminó interviniendo el personal de seguridad del hotel.

Pero lo peor estaba por venir. El partido fue correcto, sin grandes polémicas. Nacional ganó 2-0 y debían definir por penales. Pasada la primera ronda, fueron dieciséis penales y todo seguía igual. Nacional tuvo tres match point y los desperdició. Un mal presagio, definitivamente debía un mal presagio. Pero Leonel Álvarez convirtió el gol que le dio la primera Copa Libertadores a Nacional y salvó la noche. Y, sobre todo, salvó al pobre árbitro Loustau.

Videos A&E del mes:


Fuente: Perfil

Imagen: Shutterstock