Todos los horarios
A&E EXTRAS

Pandilleros obligan a mujeres a ser madres a la fuerza

Una mujer estaba sentada tranquilamente en el living de su casa cuando de pronto alguien golpeó a su puerta. Al abrir se encontró con algo inesperado. Un pandillero joven sostenía en sus brazos a una bebé y tras entregársela le acercó un teléfono para que hablara con una persona del otro lado de la línea. Después de atender de ese llamado, su vida cambió para siempre.  

A Damary le había nacido una hija de un momento al otro. En el llamado, un presidiario le encargó cuidar a la recién nacida como si fuera suya y estar atenta de todas sus necesidades sin que nada le ocurriera ya que la estarían vigilando. Con el tiempo, la mujer comenzó a sentir el mismo amor por sus dos hijas, sin distinciones. La única diferencia entre ambas es que la menor no tiene papeles, no conoce cuándo es su fecha de cumpleaños verdadera, ni quién es su madre biológica.

Historias similares a ésta se repiten constantemente en la vida diaria de muchas mujeres de El Salvador. Por el momento, la justicia no tiene pruebas que permitan determinar que la práctica de “plantar” niños en mujeres civiles sea por exclusiva instrucción de pandilleros o de la facción Revolucionaria del Barrio 18 en particular. Sin embargo, la revista local Factum logró comprobar que este fenómeno existe en toda la comunidad.

En el país, los únicos que se han preocupado por conocer y ayudar a las madres sustitutas o niñeras de las pandillas y a sus niños son distintas ONGs que trabajan con fondos de la cooperación internacional. En muchos casos es realmente difícil hacerse cargo de recibir a un nuevo hijo y afrontar todos los gastos que eso conlleva. Aunque sin duda lo más difícil es saber que algún día alguien podría volver a golpear esa puerta.

 

Videos A&E del mes:  

 


Fuente: BBC

Imagen: Shutterstock