Todos los horarios
A&E EXTRAS

Se cumplieron 55 años del “robo del siglo”

La madrugada del 8 de agosto de 1963, 17 delincuentes desvalijaron el convoy Up Special de la Oficina Postal Ambulante del Reino Unido. El tren fue interceptado durante su paso por un puente ferroviario cercano a Aylesbury, a 65 kilómetros de Londres, y se fugaron con un cargamento millonario valuado en 55 millones de dólares actuales.

El botín eran 126 sacos repletos de dinero procedente de los bancos situados entre ambas localidades. Ronnie Biggs, Bruce Reynolds y su banda sabían de la existencia de este convoy y estaban dispuestos a llevar a cabo una operación que, de ser exitosa, los salvaría para el resto de sus vidas.

A las 3.15 de la mañana, el Up Special se detuvo debido a un semáforo en rojo, algo que extrañó al ayudante del maquinista que decidió revisar qué ocurría. Allí se topó con los ladrones que lo ataron y luego golpearon al maquinista, por ejercer resistencia. La operación se llevó a cabo en pocos minutos y los bolsones de dinero desaparecieron en dos furgonetas y un camión.

Hubiera sido el plan perfecto si no fuera por un burdo error. La banda se escondió en una granja y un vecino alertó a Scotland Yard sobre extraños movimientos. Cuando realizaron el allanamiento ya no había rastro de los ladrones ni del botín. Sin embargo, los culpables se olvidaron un tablero de Monopoly que contenía sus huellas dactilares, lo que permitió que fueran identificados.

Los dos líderes del plan lograron huir tras el robo. Reynolds se escondió durante cinco años en México y Canadá tras someterse a cirugía estética y Biggs fue buscado durante 31 años luego de que se fugara de prisión en 1965 hasta su captura en 2001, cuando volvió voluntariamente al Reino Unido.

 

Videos A&E del mes:


Fuente: Clarín

Imagen: Shutterstock